• Ximena Motavel

Libera la perdida de tu corazón | Arcángel Azrael

Nos acercamos a la parte media de este recorrido, y en tu mente ya comienza la guerra contra el tiempo y el estrés, comienzas a pensar en aquello que no has podido lograr, en aquello que has perdido y en todo lo que esta pendiente por realizar.


Todos estos pensamientos están dirigidos por el miedo del que muchas veces eres presa, manifestándose como enojo, resentimiento, tristeza o depresión haciéndote sufrir por situaciones que no están en tu realidad. Emociones que solo te hacen ver mas obscuro el camino y perder la dimensión de lo que se vive, por esto mismo vengo a ayudarte a liberar la perdida que habita en tu corazón.




Cuando sientes miedo en realidad le estas dando voz a la perdida, en cualquier relación o situación que te encuentres, deja de pensar que estas perdiendo, pues en esa trampa de tu ego podrías estarte metiendo en la propia cárcel del apego, amarrándote a relaciones de pareja codependientes, a relaciones de trabajo injustas, y a situaciones globales de abuso, pues cuando actúas desde la perdida siempre estarás dispuesto hacer un trabajo exhaustivo para que esto no suceda.


¡Recuerda: Nunca puedes perder lo que por naturaleza divina te corresponde!


Todo lo que hoy observas a tu alrededor, son solo pequeños fragmentos de una gran película que aún no terminas de ver en su totalidad, lo cual entendemos que te genera estrés e incertidumbre por eso te pido confiar en tu proceso.





Lo único que tienes que hacer es cambiar la visión de la perdida por un sin fin de oportunidades que cada día te rodean, todo lleva un ritmo y un tiempo, y no es presionándote, como pasaras el proceso más rápido, es simplemente fluir teniendo la certeza que sucederá lo mejor para ti y todos los involucrados.


El estado de plenitud es un estado de la conciencia, una forma de estar presente en el aquí y en el ahora, si encuentras que tu brújula va para otro camino, recuerda mirarte, observar todo lo que tienes y regresar a agradecer por todo ello.


Los milagros no ocurren cuando lloras, ocurren cuando crees en ti y en tus recursos.

Arcángel Azrael.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo